Imprimir

En TODOESVIBRA ya sabéis que apostamos por la sanación a través del trabajo con la Energía vibrante del Universo. La que nos mantiene vivos, la que nos rodea y nos aporta la Madre Naturaleza, la del Universo, incluso la energía de los espacios vacíos entre átomos donde aún existe vibración y por lo tanto Energía.

https://youtu.be/ct-nJ_NZ3Cw

 

Las Flores de Bach  son "LAS FRECUENCIAS VIBRACIONALES DE 38 FLORES GRABADAS EN AGUA DE MANANTIAL".

Es decir: cuando tomas unas gotitas de tu frasquito de flores no te estás tomando físicamente más que unas gotas de agua. Pero Energeticamente... eso ya es otra historia.

Es la Energía de las flores, capaz de dar la frecuencia vibratoria correcta al desequilibrio que causa la enfermedad. Como decía el Dr. Edward Bach, “es la parte positiva de la planta”.

 

El Reiki  también trabaja con energía y por tanto con frecuencias vibracionales. Es canalizada por el terapeuta y consigue desbloquear la energía del paciente proporcionandole en primer término un estado de paz y relajación profundos y la mejora de los síntomas que le aquejaban. Pero hace mucho, mucho más...

www.todoesvibra.com

La mayoría de las enfermedades por no decir todas tienen su origen en el nivel emocional y  con el tiempo, dicho desequilibrio emocional se manifiesta como enfermedad física. Como bien decía el Dr. Bach en su legado, “la enfermedad no es más que la manifestación física de un trastorno debido a una condición mental que altera el equilibrio del cuerpo”.

 

La terapia con Flores de Bach implica trabajar buscando la raíz del conflicto o aquello que originó el problema. Con Reiki se trabaja igual, buscando esa energía estancada que originó la enfermedad.

Así pues, existe un paralelismo entre estas dos terapias, dado que ambas trabajan con un mismo fin: indagar en la causa que provocó la enfermedad y desbloquear esa energía transmutándola en su revelado positivo.

 

Y por último, estas dos terapias no sólo trabajan para mejorar la salud, sino que nos ayudan a conectar con nuestro verdadero ser, lo cual para mí es mucho más importante.

Como hemos visto, la enfermedad se empieza a gestar en el nivel emocional. Pero en realidad, su origen se remonta mucho más atrás.

 

El Dr. Bach ampliaba la definición de enfermedad de la siguiente forma: “es el resultado último de una serie de trastornos más sutiles que se iniciaron a nivel de conexión del alma en un extremo y de la personalidad en el otro”.

La enfermedad se origina porque hay una desconexión entre nuestra alma (o ser superior) y nuestra personalidad (lo que somos o quiénes somos).

Entonces, las Flores de Bach, y más concretamente la energía que nos aportan, nos brinda la posibilidad de volver a conectarnos con nuestra parte divina, entre otras muchísimas cosas más y ¡El Reiki hace exactamente lo mismo! Una persona que practique Reiki diariamente —que no sólo dé, sino que viva y practique la filosofía y los principios de Reiki— eleva su frecuencia vibratoria, conectándose a su parte divina.

 

Imaginaros entonces lo que estas dos técnicas pueden ayudaros trabajando conjuntamente. Aumentar la rapidez en la sanación, sanar más profundamente, acceder a bloqueos ocultos y liberarlos...

CONSULTAS EN LA SALA ROJA MADRID 617732447 

e-max.it: your social media marketing partner