Imprimir

Y un año más llegan la época en la cual cada uno puede asumir el rol que le guste o que disponga en esos momentos y nadie será criticado por ello, a lo sumo se reirán con él/ella, incluso partiendo de nuestra propia risa. Es momento de autocrítica, es momento de crítica bien aceptada hacia los personajes públicos, hacia las instituciones y hacia la sociedad en general.

Y hay personas que en realidad desearían que todos los días fuesen carnavales, para poder asumir diferentes roles, porque al fin y al cabo su vida no les gusta.

Y es así, aunque parezca duro, están transcurriendo en esta vida, dentro de un “personaje” que no les gusta, y que desearían poder dejar colgado en el perchero de la habitación y ponerse otro, otro como el del personaje famos@ de turno, ese que de alguna manera les hace ver que su vida es sosa y que desearían tener lo que ell@s tienen.

Yo hoy voy a decirte algo que te sonará incluso raro, pero que por mi experiencia personal si he comprobado: si deseas algo … es que puedes conseguirlo.

Y si, no es que yo sea ni más listo, ni mejor que nadie, pero ésto lo explico no solo en mis talleres, sino también lo aplico en las terapias que doy, porque está muy claro, ¿alguno de los presentes no desea una vida cómoda, fácil, sin problemas económicos, libre de disgustos?... ¿Y cuántos desean ser “ardientemente” el presidente de Canadá?

Vaya, parece que cada uno deseamos en primer lugar metas personales que nos hagan saber que tenemos poder, poder para desarrollar nuestras vidas en el día a día de la manera más cómoda y sencilla. Quienes tengan deseos de ser “importantes” luego ya tendrán que analizar como conseguirlo, pero en principio a tod@s nos gustaría una vida fácil.

¿Y qué es una vida fácil? ¿Y dónde se consigue?

Quienes viven ajetreados en el día a día para conseguir “sobrevivir” (que no vivir), nos dirán que una vida fácil es la que llevan los que tienen una casa pagada, que saben que al final de mes tendrán todos sus gastos y sus caprichos pagados, que pueden permitirse ciertos lujos, que….

Me estoy acordando de algunos personajes mundialmente famosos que podíamos encuadrar dentro de esta definición, o al menos que todo el mundo piensa que así es o ha sido su vida: Michael Jackson, Whitney Houston, George Michael, Marilyn Monroe, y un largo etc.

Y si, he puesto a propósito gente que se supone que lo tendría TODO, pero que al final si vemos los sucesos finales de su vida, les debía faltar lo más importante: EL AMOR de los suyos. El amor que les motivase a seguir hacia una meta. El amor que les ayudase a pasar esos momentos bajos por los que todos hemos pasado.

Y dime ¿quién es la persona que más amor te puede otorgar a ti?....  El verdadero amor que te puede ayudar a salir de cualquier circunstancia negativa, tiene que salir o partir de TI MISM@ hacia ti. Esa es la verdad, si tú no puedes amarte un poquito, aunque solo sea para coger el impulso necesario, no habrá salida a tu caída al vacío de la desesperación. Es momento que te veas tal y como eres, con tus defectos y sobre todo con tus virtudes, y digas ¡YO SOY ASÍ, Y ME AMO Y ME ACEPTO COMPLETA Y PROFUNDAMENTE, no pasa nada, todo está bien así!

Pero aquí es donde de verdad empezamos todos a fallar. Nos asusta ver como somos en realidad, y nos ponemos “máscaras” y ponemos barreras en nuestro interior y alrededor nuestro, y no somos lo suficientemente valientes como para poder darnos cuenta de que la única persona que realmente tiene la capacidad de cambiar nuestro presente y nuestro futuro somos UNICAMENTE NOSOTROS MISMOS. En los demás encontraremos apoyo, encontraremos quizás herramientas que nos sirvan, pero si no deseamos cambiar no hay quien nos pueda mover del lugar que ocupamos ahora mismo.

Por lo tanto ¿Deseas seguir estancado o deseas mejorar?

Pues en ti está el poder de cambiar ¡Aprovéchalo!

www.elcaminodelmagocuantico.es 
El camino iniciático desde tus sentimientos para el autoconocimiento.

Terapias y cursos presenciales y On line
(+34) 690 35 54 05
emcep19@gmail.com

 

e-max.it: your social media marketing partner